Delitos sexuales en Internet

¿Cómo se borra un contenido sexual en la red? ¿Qué es el camfecting, el revenge porn y el sex phishing?

El escándalo por la publicación de un video sexual de un conocido presentador ha puesto en el ojo del huracán una de las peores prácticas del escenario ciberdelictivo español. Se trata de delitos entre los que encontramos el grooming, el revenge porn, el sex phishing, el camfecting o la ciberextorsión a través de medios telemáticos.

La red se ha inundado de “pornovenganzas” sitios web donde publicar fotos comprometidas de la expareja; constituyen una modalidad de ciberviolencia de género, se trata de “escraches digitales” destinados a exponer y humillar a terceros. Otros usuarios sufren actos de “intrusismo informático”, el cliberdelincuente sustrae videos grabados del teléfono móvil de la víctima y exigen el pago de un “rescate económico” a cambio de no difundir las imágenes a su lista de contactos. Estas prácticas también se extienden a móviles robados en la vía pública tablets y otros dispositivos.

El panorama judicial español se ha llenado de estas malas prácticas: en Barcelona la fiscalía pidió 3 años de cárcel para un cabo de la Guardia Urbana acusado de difundir imágenes sexuales de su expareja. En Málaga un menor de edad fue detenido por publicar imágenes de su exnovia desnuda y en Vigo un hombre se enfrenta a 4 años de prisión y 3.000 euros de multa por colgar imágenes de su exnovia. A nivel internacional Paris Hilton, Collin Farrell o Selena Gómez son solo algunas de las victimas entre las que no faltan conocidos futbolistas y cantantes de notable presencia.

El camfecting constituye otra mala práctica mediante la cual el delincuente infecta el terminal de la víctima activando su webcam de manera remota para registrar imágenes sexuales. El auge de estas prácticas ha disparado la existencia de empresa dedicadas a la defensa de reputación digital afirma Francisco Canals, periodista especializado en ciberdelitos y director del OEI, entre sus servicios se protege a ciudadanos de publicaciones sexuales no consentidas y se eliminan contenidos no deseados para que no se conviertan en un estigma para la víctima.

Facebook se ha convertido en otro de los grandes protagonistas, Zuckerberg ha impulsado un diálogo con más de 150 entidades de todo el mundo para luchar contra el revenge porn. Con ayuda de moderadores y revisores se detectan estas imágenes no consentidas, se bloquea la cuenta de su titular, una vez hecho esto se registra la imagen para que no pueda volver a ser subida desde ninguna otra cuenta.

Fuente: Observatorio Español de Internet Tel 913804419 – Tel prensa  e intervenciones 677028639