El negocio de la muerte en Internet

Albaceas digitales, páginas conmemorativas, negocios con bases de datos de fallecidos en España, páginas para no morir, servicios de biografía post mortem entre las prácticas más frecuentes en torno al 1 de noviembre

¿Qué es un albacea digital? ¿Cómo se borra una cuenta de Facebook cuando fallece su titular? ¿Por qué muchas empresas ganan dinero publicando en Google miles de nombres y apellidos de españoles fallecidos? ¿Qué hacer cuando el nombre del difunto aún arroja resultados en la red? ¿Cómo contemplan las autoridades el Derecho al olvido una vez se produce el deceso? ¿Pueden los familiares acceder a la cuenta de e-mail de un fallecido?

Solo en Facebook existen más de 30 millones de cuentas de personas fallecidas. Las principales plataformas no tienen métodos efectivos para verificar la eliminación de una cuenta una vez que su titular ya no está vivo. Esto es motivo de confusiones en el caso de usuarios que siguen contactando o incluso escribiendo en las redes de un difunto al no conocer su condición de fallecido. Durante los últimos años han proliferado servicios de borrado de huella digital, se utilizan para borrar el rastro de su mala reputación en Google para que su recuerdo y honor sea preservado para las próximas generaciones afirma Francisco Canals, periodista y director del Observatorio Español de Internet. Estos servicios de gestión de la reputación post mortem son cada vez más solicitados al considerarse que es una de las tareas que los familiares deben gestionar.

Algunas empresas permiten registrar las últimas voluntades y configurar el envío de un e-mail posterior a la fecha de la muerte, otras plataformas permiten crear biografías online e indexarlas en Google, se trata de conservar la buena reputación más allá del día en el que sea abandona el mundo presencial. Los albaceas digitales son otra figura que irrumpe en el sector, algunos sitios web permiten “dar poderes” a un tercero para que este gestione la cuenta en una red social una vez se produzca la muerte de su titular.

Otros sitios web permiten agilizar el papeleo on line, recoger firmas a modo de homenaje para exponerlas en Google. A esta “moda funeraria online” se le suman servicio de redacción de biografías, creación de sitios con textos de homenaje póstumo, testamentos digitales, cuentas conmemorativas y cuentas memoriales en Instagram. Canals también denuncia que algunas empresas publican centenares de miles de nombres y apellidos de españoles fallecidos, se crean URL’s personalizadas que se indexan en Google y en las que se añade publicidad contextual.

Tel prensa e intervenciones 913804119 / Tel prensa 677028639