Ciber violencia de género

Ciberviolencia de género en España / OBSERVATORIO ESPAÑOL DE INTERNET

Crece el mercado de la monitorización conyugal en España. Apps para espiar al cónyuge, software de control y videos en YouTube que forman a los usuarios en estas prácticas

La violencia de género en Internet es una mala práctica en auge, su existencia está aparejada al creciente uso de la red y a unos altos índices de violencia de género en nuestro país. Durante los últimos años se ha instaurado un mercado subterráneo de empresas destinadas a la venta de apps destinadas al espionaje conyugal, tampoco faltan videos tutoriales en YouTube o foros que aportan instrucciones detalladas para espiar cuentas de WhatsApp, obtener copias de todo lo que el cónyuge teclea, recibir copias ocultas de SMS  y Whatsapps o controlar la geolocalización del terminal móvil.

A las preocupantes cifras de género se le han sumado otras malas prácticas tales como la usurpación de identidad en Twitter o Facebook, la revelación de secretos o las agresiones sexuales a través de vinculadores de oferta y demanda sentimental. La ciber violencia de género  comprende prácticas tales como censurar fotos que tu pareja comparte en sus redes sociales, exigir al cónyuge que muestre su geolocalización, monitorizar sus perfiles, espiar el móvil o mostrar enojo por las relaciones sociales que tu pareja desarrolla en espacios digitales.

España tiende de manera especial a estas prácticas, afirma Francisco Canals, periodista especializado en ciberdelitos y director del OEI, en nuestro país ya se producen más de 130.000 rupturas anuales. El robo de audios a través de malware instalado en asistentes de voz, la grabación ilícita de videollamadas en apps como Zoom o Skype o el uso de cuentas falsas en redes sociales pueden ser consideradas distintas expresiones de ciber violencia de género.